La autopista de peaje Sevilla Cádiz y Aumar

La crisis hace que economistas, publicistas y lobbies varios afinen su puntería. Cuando de exprimir a los asalariados se trata, hay que dar una vuelta de tuerca más al lenguaje para que todos paguemos sin rechistar. El último episodio es el de la posible quiebra de las empresas concesionarias de las autopistas de peaje. 

Ante tal cataclismo, la ministra de Fomento, Ana Pastor, se ha apresurado a anunciar que los Presupuestos Generales del Estado, que se aprueban este jueves en el Congreso, incluirán 250 millones de euros para rescatar a estas empresas. Sigue leyendo

Share